18 de octubre de 2008

NOSTALGIAS DE UN PERIÓDICO





Se dice que nada podrá pesar el poder que oculta una palabra, ni su capacidad de seducción, ni su fuerza cuando emana de los recuerdos descansados. Siendo estudiante universitario, en una de las primeras asignaturas de la licenciatura que en ese entonces cursaba, era requisito final elaborar un periódico. Gracias a esa exigencia nació Arlequín, quien en últimas, resultó ser el mejor entre los que se elaboraron a nivel de los Centros de Interacción Académica y Social de la Universidad del Quindío.

Desde entonces quedó arraigado ese germen del pensamiento escrito. Esto es, el personal, cuando va ligado a nuestra propia condición de ser; y el segundo, cuando es capaz de insertarse en la colectividad. Este segundo punto de vista es el que nos impulsa a descubrir las inmensas posibilidades de evidenciar la capacidad que tienen nuestros estudiantes de expresarse desde su aparente y minúscula experiencia de la vida.

Fue así como en pleno auge de las Competencias Básicas que se deben desarrollar durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, un grupo de inquietos y entusiastas profesores convenimos hacer un periódico que fuera el auténtico vocero de la entonces Unidad Docente Manuel Antonio Sanclemente.

Nuestra rectora Rosa Matilde Uribe, Lila; Camilo Gómez, María Consuelo Osorio, Zoraida Saavedra, Jesús Andrés Medina, hijo y asistente personal de Lila, y yo, nos pusimos como tarea este ambicioso proyecto. Así nació M. A. S. VOCES (ese fue el nombre que sugerí y así se llamó). A este grupo de correctores de textos, diagramadores, redactores, caricaturistas, diseñadores… se unieron masivamente las otras voces, las de nuestros educandos de todos los grados con entusiasmo, con sus poemas, con sus propias historias y dibujos. Todo siendo producto de ser capaces de reconocerse en los diferentes niveles de desarrollo de las competencias básicas, de ser competentes en el uso comprensivo de esos elementos de significación, es decir, de poner en práctica todo aquello que adquirieron e interpretaron significativamente y, por supuesto, ser capaces de explicar su uso a partir de argumentaciones, puntos de vista y juicios, entre otros.

Como todo proyecto cultural, este también arrancó con su único presupuesto, consistente en las muchas ganas de hacerlo bien y cada vez mejor. Así transcurrieron el 0, 1, 2… Siendo efectivamente cada número mejor que el anterior. Era “un auténtico faro para el lector atento”, como dijo alguna vez Francisco Casavella, hablando de Jonathan Swift, maestro de la alegoría humorística y la sátira.


Demasiadas cosas pasaron y que no son del caso aquí nombrar, pero se cumplió el fastidioso dictamen del envidioso: “Ningún periódico escolar pasa del número uno”. Comentario inoportuno y dañino que multiplicó su efecto, siendo todo afín y magnífico. Pero quisimos ser la excepción, financiarlo mediante la venta de avisos.

Tal vez no resultó algún interesado o no fuimos suficientemente estrategas en mercadeo, lo cierto es que de dos números no pasó, a pesar de nuestras ganas, principalmente la de nuestras niñas, niños y jóvenes por verle aparecer de nuevo. En definitiva, las circunstancias no dependen de las ganas que tengamos, son mucho más uniformes de lo que se puede imaginar de buenas a primera.

Hoy en día nuestros vecinos “desean algo que nosotros tenemos, o tienen algo que nosotros deseamos, y ambos luchamos hasta que nos quitan lo nuestro o nos dan lo suyo” advirtió el insigne autor irlandés que nunca se permitió la banalidad. Tal vez vendrán otros, mejores o peores, pero nos quedó la satisfacción de haberlo hecho bien y con hartas ganas.

Gracias Lila, tu apoyo y entusiasmo fue definitivo, gracias compañeros, esta obligación moral de reconocer un trabajo me hace atenuar esta nostalgia de un periódico que no fue de ayer, será de siempre.

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Nana Rodríguez 2

Juanantonio 1

Cosecha tardía

Beber para contarla

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje