14 de octubre de 2010

SOBRE LA ESTÉTICA DE LA BREVEDAD


Nos permitimos transcribir y resumir la ponencia presentada por la investigadora Irene Andrés-Suárez acerca de la estética de la brevedad. En especial transcribimos apartes teóricos que ayudan comprender y a definir aun más al microrrelato. Veamos:

"_Cuando hablamos de microrrelato nos referimos a un texto literario ficcional en prosa articulado en torno a los principios básicos de brevedad, narratividad, calidad estética, causalidad, acción, concisión, elipsis, movimiento y progresión dramática. No hay microrrelato sin una historia, sin una trama (una acción), sustentada en un conflicto de / entre los personajes, y en un cambio de situación y de tiempo, aunque sean mínimos.

_No cabe duda de que la pasión formalista del modernismo dejó sentir su impacto renovador en el cuento literario, tanto desde la perspectiva del lenguaje (preciosismo estilístico, prosa cincelada, etc.) como de la estructura (ésta se adelgaza, se aquilata), según se puede comprobar en muchos textos de Rubén Darío y de sus seguidores. No en vano, el modernismo, sin pretenderlo quizás, impuso al relato las economías severas del lenguaje poético a fin de producir la misma dilatación imaginativa que caracteriza al poema.
_Juan Ramón Jiménez (1881-1958), otro precursor del género, que, hacia 1917, tomó conciencia de la necesidad de escribir de una manera nueva, más sintética, más compacta y efectuó una reflexión profunda sobre la estética de la brevedad:
Ser breve, en arte, es, ante todo, suprema moralidad. (Ideología… 180)
La descripción prolija es completamente inútil. ¡Oh, una frase corta espiritual única, que lo evoque todo sin decirlo! El verdadero arte no debe mostrar, sino evocar. Y como en nuestra mente de viajeros eternos de la vida y del ideal no hay nada definido, la evocación hará surgir enjambres pintorescos, llenos de la verdadera virtud de realidad, confusa y bella, como la vida. (Ideología... 82)
¡Cuentos largos! ¡Tan largos! ¡De una página! ¡Ay, el día que los hombres sepamos todos agrandar una chispa hasta el sol que un hombre les dé concentrado en una chispa; el día en que nos demos cuenta que nada tiene tamaño, y que, por lo tanto, basta lo suficiente; el día en que comprendamos que nada vale por sus dimensiones –y así acaba el ridículo que vio Micromegas y que yo veo cada día–; y que un libro puede reducirse a la mano de una hormiga porque puede amplificarlo la idea y hacerlo universo! (Historia... 171)
_El microrrelato no sólo goza de la aceptación del público y de la crítica especializada –las muestras son más que evidentes–, sino que se ha convertido en un género de moda e incluso se lo considera como uno de los más adecuados para expresar los problemas y preocupaciones del hombre moderno…
En el ámbito del relato brevísimo son muy visibles ciertos rasgos concomitantes, como la reescritura de motivos de la propia cultura, o reciclaje de historias bíblicas, mitológicas, literarias o históricas del patrimonio común, y el profuso cultivo del género fantástico…
_Las alusiones a escritores y a la literatura desde cierta distancia metaliteraria.
Se trata de una forma singular de lo literario gobernada de modo muy principal por dos polos: la elipsis y la invención, en la que el humor suele estar muy presente.
_Para definir la fuerza expresiva del microrrelato, Juan Pedro Aparicio recurre a la metáfora de la materia cuántica o materia oscura del cosmos, que, según los astrofísicos, no se ve, pero tiene verdadera entidad y una gran potencia. Paralelamente, lo que permanece oculto en el microrrelato (lo implícito) es infinitamente superior a lo visible (lo explícito).
_Dice Raúl Brasca (que) una abrumadora mayoría de textos fantásticos y una marcada tendencia al humor. Lo fantástico es, en efecto, un instrumento muy utilizado en la actualidad para desestructurar la visión ordinaria de la realidad y socavar ideas filosóficas o religiosas arraigadas. La literatura fantástica, no sólo cuestiona la visión unívoca de la realidad e implica una nueva concepción de lo real y del individuo, sino que incorpora nuevos recursos para expresar la visión descentrada del mundo, como la existencia de otros órdenes de realidad. Lo fantástico implica asimismo la vulneración de nuestras coordenadas espacio-temporales y la transgresión de la realidad representada; lo que vemos no es la realidad sino un remedo, un reflejo de la misma; dentro de ésta se esconden verdades ocultas que no podemos aprehender con parámetros racionales.
_J. Mª Merino En el prólogo a su libro Cuentos de los días raros (2004), afirma que
Frente al sentimiento avasallador de aparente y común normalidad que esta sociedad nos quiere imponer, la literatura debe hacer la crónica de la extrañeza. Porque en nuestra existencia, ni desde lo ontológico ni desde lo circunstancial hay nada que no sea raro. Queremos acostumbrarnos a las rutinas más cómodas para olvida esa rareza, esa extrañeza que es el signo verdadero de nuestra condición.
_Para D. Lagmanovich apropiarse de temas refrendados por la historia de la literatura, los autores de microrrelatos consiguen evocar, con una gran economía verbal, una compleja red de imágenes e ideas que forman parte del patrimonio universal.
_Los microtextos tienen como soporte un hipertexto, o una historia que se supone conocida por el lector, que sirve de referente básico, en el cual se apoya la propuesta creativa. Naturalmente, para que funcionen deben basarse en tradiciones narrativas identificables en un repertorio cultural más amplio; apelando a los referentes culturales del lector, los escritores pueden reducir su texto a la mínima expresión –el que precede es un claro exponente de depuración lingüística–, ya que sus lectores serán capaces de suplir lo que falta; pese a todo, no hay que olvidar que el microrrelato es “un género para especialistas de la lectura, para gentes con un cierto nivel de instrucción”36, como señala Antonio Fernández Molina. Sólo los que sean aptos para establecer un diálogo con la literatura anterior o con la cultura podrán entenderlos; pese a todo, al jugar con la ambigüedad y con la elipsis, nunca resulta tarea fácil descifrarlos.
_La intertextualidad no es una especificidad del microrrelato, ya que se da en todos los géneros literarios; no obstante, creemos poder afirmar que en el caso del cuento brevísimo va más allá de ser un mero ingrediente, pues además de permitir la compresión máxima del texto lleva hasta sus últimas consecuencias la economía verbal.
_Convenga añadir ciertas estrategias retóricas muy acentuadas en los textos fantásticos, como la elipsis, la evocación, y el hábil juego con la incertidumbre y la ambigüedad –consistente ésta en no revelar toda la información necesaria para interpretar las historias que se nos cuentan, y que se materializa a menudo en la elección de un léxico específico–, que permiten igualmente la máxima economía verbal y estructural del texto. En cualquier caso, el breve recorrido efectuado por la obra brevísima de esta terna de escritores, no sólo nos permite constatar la potencialidad expresiva del microrrelato, sino su capacidad para plasmar todo un mundo en unas pocas líneas o frases".
____________________
LA ESTÉTICA DE LA BREVEDAD.TRES CLÁSICOS DEL MICRORRELATO:
L. M. DÍEZ, J. Mª MERINO Y J. P. APARICIO1
Irene Andrés-Suárez.
___________________
1 Este texto fue presentado en el Congreso internacional de literatura leonesa actual, Universidad de León 19-21 de octubre de 2006.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Visitas del mes pasado a la página

ESCARABAJO

– Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 2 – 2°. Bloque/Gente de pocas palabras

Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 1er. Bloque de pocas palabras

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje