14 de diciembre de 2011

LOS GATOS


Sin duda alguna, los animales más inteligentes y parecidos al hombre: mimosos cuando les conviene, sagaces cuando algo les molesta, violentos, cuando los provocan, ingratos la mayoría de las veces y simuladores de amistad, que suele ser más peligrosa que la enemistad no declarada al perro.©

30 de noviembre de 2011

POSTAL III



DÁDIVA



Como en todo cuento de hadas, fuiste la princesa, la más tierna y la más bella. No estuve en tu fiesta, fui cristal herido por la inesperada sombra. Pero no hay velo que pueda largo tiempo ocultar al amor donde lo hay; los celebramos a solas, luciste para mi aquel vestido de quinceañera la tarde de un domingo rutilante. Mis trémulos brazos abrigaron tu cuerpo contra el mío. Sólo las palabras que el pensamiento oculta hablaron del amor que no se recibe cuando lo pides, sino cuando te lo entregan; me concediste tu más preciada y delicada prenda.©

SOBRE EL MICRORRELATO




El microrrelato es un texto narrativo, ágil, veloz e inteligente. Su principal característica es la economía de palabras, pero no de contenido. Para ello recurre a una serie de herramientas que juegan con la habilidad del lector, creando ese lazo invisible y cómplice entre el lector y escritor. Veamos a continuación, los cuatros tips elementales a la hora de escribir microrrelatos:

 1-  Título

Para el microrrelato, el título tiene su propia razón de ser. No se trata sólo de caratular el texto, sino de brindar a través de él todo lo que no dice el cuerpo del relato, o  aquello que se quiera recalcar.  
Compartimos algunos ejemplos:

...POSGUERRA

 ¡Fuego!, ¡Apunten!, ¡Carguen!
Agustín Martínez V.

TOQUE DE QUEDA

Quédate, le dije. Y la toqué.
Omar Lara

 CADENA GOURMET

Con la boca llena de plumas, el gato observa, desde el estómago, los dientes afilados del bulldog, que se baten en duelo mortal, con las garras poderosas de un cocinero chino.
Martín Gardella 

GOLPE

Mamá, dijo el niño, ¿qué es un golpe? Algo que duele muchísimo y deja amoratado el lugar donde te dio. El niño fue hasta la puerta de casa. Todo el país que le cupo en la mirada tenía un tinte violáceo.
Pía Barros

 2-  La intertextualidad

Es ese juego en que el lector pasa a ser protagonista del texto. Si no conoce, o no maneja los códigos  encerrados en el micro, el mismo pierde totalmente su sentido. Veamos tres ejemplos  y su contenido.

PARA MIRARTE MEJOR

Aunque te aceche con las mismas ansias, rondando siempre tu esquina, hoy no podríamos reconocernos como antes. Tú ya no usas esa capita roja que causaba revuelos cuando pasabas por la feria del Parque Forestal, hojeando libros o admirando cuadros, y yo no me atrevo ni a sonreírte, con esta boca desdentada.
Juan Armando Epple

CELOGISMO

Todos los hombres son mortales.
MI cuñada…es tremenda mujer.
MI hermano es mortal
Juan Romagnoli

 EL  DINOSAURIO

 Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. Susana Giménez también.
 Danik Lammá 

 En estos ejemplos si el lector desconoce el cuento de Caperucita Roja,  el silogismo de Aristóteles, la anécdota de Susana Giménez  y el texto de Monterroso, los micros pierden su sentido. Y desde la óptica contraria, es la astucia del autor la que va dejando pistas sin ser explícito en lo que transmite.

 3- La brevedad

Sin duda es la principal característica del género, y tema largo de debate. Si bien no está estipulado el número exacto de palabras, se considera que no debe superar las 300. No se trata de “resumir”, sino de no caer en reafirmar, repetir o adornar un texto para facilitar la lectura.  Es una tarea muy difícil que consiste en lograr un texto comprensible, con sentido sin dar demasiadas explicaciones (tampoco se trata de mutilar oraciones que se tornen incoherentes o incomprensibles). Básicamente cada palabra usada, tiene su razón de ser; tal vez el autor recurra con un propósito determinada al exceso de adjetivos, o la repetición de palabras, pero sólo por un fin determinado (tal vez distraer al lector, o crear  un clima especial que se coronará con un final sorpresivo)

 4-  El final

Corona el texto, es el golpe final, el cierre sorpresivo  que deja al lector un delicioso sabor a novedad, a asombro. Estos ejemplos que siguen, hablan por si solos.

TARZÁN

Avanzando en oleadas malignas, las hormigas carnívoras no han dejado más que esqueletos blanqueados a su paso. Horrorizado, Tarzán sostiene en su mano temblorosa la calavera pelada de un primate. ¿Se trata de su amada mona Chita? Condenado al infinitivo, el rey de la selva se pregunta ¿ser tú, Chita, mi buena amiga mona? ¿La compañera que alegrar mis largos días en esta selva contumaz? ¿Ser o no ser?
Ana María Shua

COITO INTERRUPTUS

Estelita yace en la cama, su piel dorada bajo el sol de La Habana se realza en el contraste que genera con la pureza blanca del hilo egipcio de las sábanas. La ninfa inconstante no oculta su cuerpo bajo ninguna prenda, está allí, entregada, esperando sin ningún temor a que su piel sienta por primera vez el roce de un cuerpo masculino. El hombre casado que dice escribir críticas de cine para el periódico Carteles la observa despacio y absorbe cada centímetro del cuerpo de esa mujer-niña que está recostada en su cama. No tiene prisa, a pesar de tener los nervios a flor de piel. Se acerca hasta su presa que hace apenas unos días conoció por casualidad en el malecón. Extiende su brazo hacia ese pubis sin vello que lo extasía…

Pero el tren se sacude y un hombre me golpea, el libro se suelta de mis manos temblorosas abierto en la página crucial en donde está por desatarse un nuevo capítulo en la historia de estos personajes. Otro hombre pasa apurado y con sus botas mojadas pisa el papel de la página 72. La hoja se desprende y parte pegada bajo el pie de aquel inoportuno.


Recojo el libro con la esperanza de que la hoja robada no sea esa… “los cuerpos extenuados descansan en la penumbra, aquel encuentro único y mágico ha cambiado el desenlace de más de una vida, Stella con los ojos cerrados sonríe tranquila, el crítico juega con las volutas de su cigarro hundido en el sopor de aquella tarde en la Habana”.
Delfín Beccar Varela

 En triple-c.ning.com/forum/topics/sobre-el-micorrelato

26 de noviembre de 2011

LO QUE NO SE LOGRA COMPRAR


Esa mañana Emma y yo, viajamos, por razones de trabajo a Tuluá para contactar a un funcionario del Ministerio Público. Éramos los dos nuevos representantes de una firma del sector editorial. Emma comenzó a cansarse por el peso de la enciclopedia de ganado porcino que nos alternábamos cada cuadra.
Apresuramos el paso, sabíamos que el potencial comprador no nos atendería después si llegábamos tarde. Estoy cansada, se quejó Emma cuando le insinué llevar los pesados diez tomos debidamente empacados. Después murmuró algunas incomprensibles frases sin lograr descifrarlas por culpa del ruido producido por las bocinas de los vehículos ante el lento transitar por la más concurrida calle comercial.
La miré de nuevo y la tomé de la mano para ayudarla a caminar  más rápido, así podíamos ganar tiempo. La enciclopedia seguía en mi poder, aunque la sensación de hormigueo iba en aumento. Era casi imposible sostener la caja y el maletín en una sola mano. Emma llevaba el suyo y las ganas de sentarse en cualquier parte con tal de descansar. Era la hora señalada, como pudimos caminamos rápido, pero no encontrábamos la entidad.
Un tiempo estuvimos caminando como perdidos en todas las direcciones, con la firme esperanza de encontrar, en un gesto, en una mujer linda, ayuda. Decidimos entonces preguntarle a algunos transeúntes por la dirección que mostraba escrita en mi agenda, pero en lugar de ayudarnos nos miraban de arriba abajo optando por hacerse a un lado y proseguir el camino.  Otro creyó conveniente recorrer dos cuadras más, pasar el principal puente del río tutelar de la ciudad y luego cruzar hacia la izquierda y luego no sé hacia adónde más.
Apuramos la marcha para no retrasarnos. El sol era nuestro clarín entre las nubes de aquel radiante día. Por un momento tuve la impresión de haberse puesto exactamente sobre nuestras cabezas para hacernos resonar las once en punto. Ya debe estar ese señor esperándonos, pensé.
-¿Por qué caminas tan rápido? Me inquirió Emma al tiempo que se tropezaba como ella sabe hacerlo siempre, presintiendo de paso lo inevitable. Fue cuando advertí ser observados por los curiosos sin ocultar su negra imaginación. Mientras cruzamos la Paso Ancho, una calle de doble sentido, un sonido seco y rastrero se produjo. Sin dudarlo dos veces, miré la enciclopedia y sin poderlo evitar grité  ante el deterioro de la caja; fue cuando escuché que Emma me decía algo de sus zapatos.
-¿Qué pasa, amor? Le pregunté azarosamente.
-Nada, me dijo, estos zapatos…
Por fin llegamos. El hombre estaba tomándose un café cerrero, de esos que le manchan a uno hasta la conciencia. Nos saludó y de inmediato demandó nuestra información sobre la edición y otros datos técnicos que sólo un experto en cerdos podía conocer. Al fin y al cabo, el secreto de un negocio es que sepas algo que nadie más sabe, siempre nos refrendaba nuestro entusiasta jefe salpicando nuestras caras con su fétida saliva. Cerramos la venta con pago en efectico y el  descuento de rigor. Acordamos celebrar nuestro cierre de mes, mejor no nos podía ir. Había un gran motivo para celebrar, de tomarnos algo y…
-Estos zapatos son muy cansones, ya no me gustan por viejos. Para cada hombre guarda Dios una mujer, pero no como la mía que sabe pedir inspirada en las circunstancias. No hubo salida alguna; celebramos comprando un elegante par de zapatos, los merecía desde hacía mucho tiempo. El éxito era nuestro. La meta mensual estaba más que alcanzada. Por eso la celebración continuó de regreso a casa, tirándole, entre risas y besos, los zapatos por la ventanilla de la buseta.
Al día siguiente, aprovechando esa racha vendedora, viajamos a Bugalagrande. Emma irradiaba con sus nuevos zapatos de cambrión alto. Sin pensarlo la emprendió conmigo no solamente por la pérdida de sus zapatos viejos, sino por causa de sus nuevas ampollas sanguinolentas en los pies. ©                 
                             GuillerCastillo               

24 de noviembre de 2011

RELÁMPAGOS


ENTRE UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS

Se disipa el instante. Soy un relámpago.

UN HOMBRE IMAGINARIO
Un hombre imaginario vive en un lugar y tiempos imaginarios. Todas las tardes imaginarias mira al paisaje imaginario. En las noches de luna imaginaria sueña con la mujer de sus sueños imaginarios que rechazó su amor imaginario. Fue entonces cuando una bala imaginaria detuvo su corazón de hombre imaginario.

SEDUCCIÓN

Desató su cuerpo y sus ansias dejándole tan sólo el ánima desanimada entre sus blancos huesos.

POR SI ACASO

Cuando los indiscretos salieron de la sala de velación después de mirar y mirar mi cuerpo, tomé las llaves del cajón y cerré por dentro por simple precaución.

HAY QUE VIVIR
(sobre una canción de Joan Baptista Humet)

Habrá que hacernos a la idea que el sueño americano se nos ha ido las manos, hay que burlar ese futuro que empieza a hacerse muralla en ti. Habrá que componer de nuevo el pozo y el granero y aprender de nuevo a andar. Habrá que demoler barreras, crear nuevas maneras y alzar otra verdad. Desempolvar viejas creencias que hablaban en esencia sobre la simplicidad poniendo la cara al viento y aventurarnos a soñar.©

                         Guillermo Arnul Castillo Ruiz

14 de noviembre de 2011

CARTAS AMARILLAS



¿QUÉ HACES SEÑORA?
Milán, 17 de noviembre de 1796
Llego a Milán, corro dejando todo para verte, para tenerte entre mis brazos… y no estás. Vas de pueblo en pueblo, de fiesta en fiesta; te escapas entre las sombras cuando voy a llegar. No te quiero en absoluto; al contrario, te detesto. Eres una Cenicienta, malcriada, torpe, tonta. No corras, ya es muy tarde, el reloj ha dado su última campanada; sigue degustando los placeres; la felicidad se hizo para ti. Te lo advierto: una noche de estas, se derrumbaran las puertas y allí estaré yo.
Bonaparte.
LA VERDAD 
Dilecto amigo:

Me obligo a confesarte que no amo al emperador; no obstante, me casaré con él así el notario con franqueza ilimitada, me haya recomendado no hacerlo; pues lo haría con un general pobre y sin futuro que no tiene que aportar al matrimonio más que su equipo militar.
Rosa

Estas líneas te las envía tu esposa Penélope a ti, Ulises, que tanto tardas. No sea que visitas a Helena o acaso asedias a Calipso olvidándote de mi cuerpo. Ya sé que la patria necesita de sacrificios, pero no los asumas para servirte de ellas. 

15 de diciembre de 1781
 
Queridísimo padre:
 
¡Casarme! ¡Te alarma la idea? Déjame decirte mis razones, que son poderosas: Primero, tengo demasiados principios religiosos; segundo, demasiado respeto por el prójimo y sentido de honor como para seducir a una inocente muchacha y, tercero, mucho aprecio por mi salud, como para ir persiguiendo chiquillas de vida alegre, que no estarían exentas  de recibir unas buenas palmadas en sus adorables y besables traseros. Si lo primero llegase a ocurrir no te lo habría ocultado, pues es natural que el hombre yerre.
Wolfgang
Verano de 1543

Querido hijo:
Os ruego y encargo mucho que, luego que habríais consumado el matrimonio, no tornéis tan presto a tocar a otra mujer que no sea la vuestra, porque sería el mayor pecado y mal ejemplo para la juventud de este reino.  
Carlos V


Doctora Corazón:

Soy una dama de cierta edad que no sabe si seguir con su esposo o cambiar de amante. Pido su consejo pues tengo plantados a mi lado y al frente dos árboles con los mismos frutos y con las mismas propiedades. ¿Usted me entiende, verdad? Es por eso que acuso a los hombres de buscar siempre lo mismo cuando una está sola o en las circunstancias en que me encuentro.

En espera de su amble respuesta.

Moni k
Señor  Alférez
Don  Ángel González

Muy señor mío:

La imperiosa ley de la necesidad me obliga a dar paso contrario a mis sentimientos. La compañía de ángeles es buena para ir al cielo; pero no para ir a un castillo cargado de cadenas y de grillos. Esta razón me impele a separarme de su buena compañía.
Antonio Nariño
( Periodista, político y militar neogranadino de destacada
actuación en los albores de la independencia)




LAS AVENTURAS DEL JOVEN WHERTHER
Libro primero, 1,17

13 de julio.

No, no estoy engañado. Leo en sus ojos negros un sincero interés por mí...
¡Cómo me adoro a mí mismo desde que me ama!

21 de agosto.

En vano tiendo a ella mis brazos por la mañana, cuando de un feliz e inocente sueño me engaña haciéndome creer que estoy sentado junto a ella y me cubre de besos.

3 de septiembre.

Catorce días hace que revuelvo en mi imaginación la idea de dejarla...

1772

29 de julio.

Por todo el cuerpo me corre un escalofrío, cuando Alberto (su marido) la coge por el esbelto talle.

Debo visitar con suma urgencia al doctor Freud.©

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE
Hallando atentos los autos y méritos de este proceso, que por culpa que de él resulta contra el dicho Gil Díaz Pimienta, le debemos condenar y condenamos a que de la cárcel y prisión en que está sea sacado y llevado por las calles públicas de esta ciudad en la forma acostumbrada, con voz de pregonero y verdugo, que manifieste su delito, y en una horca que será hecha en la plaza de esta ciudad sea ahorcado, de manera que muera así naturalmente en ejecución de dicha sentencia. Yo, escribano de cámara, doy fe de que así perderá el cielo y bajará como rayo a mi reino, el mismo infierno.©

South Harvey, Michigan 28 de mayo de 1932 

Querida Yetta:

Sé que esta carta será inesperada, menos inesperada por supuesto que mi marcha improvisada, pero inesperada. Ni siquiera yo la había previsto. Solo tuve tiempo de coger unas hojas de papel. Los acontecimientos del día me han dejado la mente agitada, pero aprovecho la oportunidad para escribirte, Yetta, para decirte algo que durante semanas se ha estado congregando y fermentando en mi pecho, algo que ha estado hirviendo y bullendo en mi interior, sin encontrar una expresión espontánea. Es algo, Yetta, que, más a causa de la incertidumbre y la cobardía que de cualquier otra cosa, no he conseguido mencionar delante de ti. Cierto, soy un cobarde confeso. Todos somos cobardes intrínsecamente, pero la justificación de la cobardía reside en la confesión.

Ahora está oscuro y el viento solitario hace que los árboles susurren y silben suavemente. En algún lugar de la noche un pájaro grita al viento. El campo duerme. Las olas se alzan iracundas ante la casa, no pueden alcanzarla, gruñen y se retiran. Por encima de mí, la luz se mueve hacia delante y detrás, delante y detrás. Produce sombras en el papel, en mi cara. Estoy pensando, pensando, Yetta, vagando en la noche, en el infinito, y todos mis pensamientos tratan de ti. Pero mis pensamientos sobre ti no son totalmente amables, pican, atacan. ¿O debemos ir al grano?

Pensarás, quizá: "Vendedor de palabras". Últimamente ha habido una perceptible desavenencia entre nosotros. Tenlo en cuenta: El hombre siempre intenta justificar sus actos. Ser un recluso es una justificación de lo errado de un acierto. Durante varias semanas con una cínica inclinación del labio y una mirada cansada sobre un mundo sórdido, yo, el joven idealista, rendiré mis congojas y mi corazón a los pies de Pearl. Si los desdeña, me iré a casa, escribiré poesía desgarradora y tocaré el violín. Si no, caeré en una letárgica satisfacción que solo durará mientras el amor dure. Porque el amor idiotiza.
Saul Bellow

2 de noviembre de 2011

¡ ENHORABUENA !


Quienes seguimos de cerca al único evento cultural internacional de nuestra ciudad y tal vez de la comarca valleaucana, como lo dijo su director, Germán Jaramillo Duque, estamos obligados a saludar el arribo a sus veinticinco años continuos de encuentros entre narradores de historias y leyendas.

Anoche estuvimos en la función de apertura y una vez más evidenciamos como el narrador oral es el artista de la palabra, de la mirada y del gesto, es el renovador de la magia y de la comunicación humana.

La FUNDACIÓN CULTURAL EL GRUPO realiza actividades tendientes a mantener un espacio abierto para la expresión de la TRADICIÓN ORAL porque el poder de las historias es enorme. No existe ningún pueblo en el mundo que no tenga un caudal de cuentos, historias, mitos y leyendas que no hayan sido heredadas de generación en generación.

Enhorabuena, congratulaciones a todos por la magnitud del evento y el tesón en medio de las dificultades cuando este tipo de propuestas se hacen a pulso ante la mirada indiferente del Estado.

A propósito dejamos aquí un importante documento:

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS A ESCUCHAR CUENTOS

1.- Todo niño y niña, sin distinción de raza, idioma o religión, tiene derecho a escuchar los más hermosos cuentos de la tradición oral de todos los pueblos del mundo, especialmente aquellos que estimulen su imaginación y su capacidad crítica.
2.- Todo niño y niña tiene pleno derecho a exigir que sus padres le cuenten cuentos a cualquier hora del día. Aquellos padres que sean sorprendidos negándose a contar un cuento a sus hijos, no sólo incurren en un grave delito de omisión culposa, sino que se están auto condenando a que sus hijos jamás vuelvan a pedir otro cuento.
3.- Todo niño y niña que por una u otra razón no tenga a nadie que le cuente cuentos, tiene absoluto derecho a pedir al adulto de su preferencia que se los cuente, siempre y cuando éste demuestre que lo hace con amor y ternura, que es como se cuentan los cuentos.
4.- Todo niño y niña tiene derecho a escuchar cuentos sentados en las rodillas de sus abuelos. Aquellos que tengan vivos a sus cuatro abuelos podrán cederlos a otros niños y niñas que, por diversas razones, no tengan abuelos que se los cuenten. Del mismo modo, aquellos abuelos que carezcan de nietos están en libertad de acudir a escuelas , parques y otros lugares de concentración infantil donde, con entera libertad, podrán contar cuantos cuentos quieran.
5.- Todo niño y niña está en el derecho de saber quienes son Hans Cristhian Andersen, los Hermanos Grimm y todos los magos de la palabra y la imaginación. Las personas adultas están en la obligación de poner al alcance de los niños todos los libros, cuentos y poemas de todos los autores.
6.- Todo niño y niña goza a plenitud del derecho a conocer las fábulas, mitos y leyendas de la tradición oral de su país y comunidad teniendo también perfecto derecho a interesarse por los relatos indígenas y cuentos populares así como toda la literatura creada por los pueblos originales del mundo.
7.- Los niños y niñas tienen derecho a inventar y contar sus propios cuentos, así como a modificar los ya existentes creando su propia versión. En aquellos casos de niñas y niños muy influídos por la televisión, sus padres están en la obligación de descontaminarlos conduciéndolos por los caminos de la imaginación de la mano de un buen libro de cuentos infantiles.
8.- Los niños y niñas tienen derecho a exigir cuentos nuevos. Los adultos están en la obligación de nutrirse permanentemente de nuevos relatos, propios o no, con o sin reyes, largos o cortos. Lo único obligatorio es que éstos sean hermosos e interesantes.
9.- Los niños y niñas siempre tienen derecho a pedir otro cuento y a pedir que le cuenten un millón de veces el mismo cuento.
10.- Todo niño y niña, por último, tienen derecho a crecer acompañados de las aventuras del Colorín colorado y del inmortal “Había una vez…”, palabras mágicas que abren las puertas de la imaginación en la ruta hacia los sueños más hermosos de la niñez.

“Un hombre es siempre un cuenta cuentos; vive rodeado de sus historias y de las historias de los demás. Ve todo lo que le ocurre a través de ellas e intenta vivir su vida como si estuviera contando un cuento”
Jean Paul Sartré.

28 de octubre de 2011

D E F I N I C I Ó N



La lectura es el diálogo incesante entre un libro que habla y el alma desnuda.©

TOCAR LO QUE QUIERAS



Después de buscar el sosiego en todas partes, lo encontró en un lugar secreto, siguiendo las instrucciones al pie de la letra.©

V I A J E R A


Por naturaleza, a ella le gusta ver cosas nuevas y viajar por exóticos lugares.©
Guillermo Arnul Castillo Ruiz

13 de octubre de 2011

E N T R E L Í N E A S



"En realidad, una de las causas que anticipan la muerte de las hormigas es la ambiciosa desconsideración de sus propias fuerzas. Después de entregar en el depósito de cereales un grano de maíz, la hormiga que lo ha conducido a través de un kilómetro apenas tiene fuerzas para arrastrar al cementerio su propio cadáver". 

Juan José Arreola, El prodigioso miligramo.


(CASUALIDAD)
Me parece excesivamente casual que Dios, símbolo de todo movimiento cósmico, resulte un ser ocupado en pensar sobre el pensar.
José Ortega y Gasset, El Espectador.

XIV
Cosa peligrosa es hacer ver con exceso al hombre que es semejante a las bestias.


XV
Salomón y Job han conocido, mejor que nadie, la miseria del hombre, y han hablado, mejor que nadie, de ella: el uno el más dichoso, el otro el más desgraciado; el uno conoce, por experiencia, la vanidad de los placeres; el otro, la realidad de los males.

Blaise Pascal, Pensamientos.

EXTRAÑOS
Aquel largo invierno (...) había convertido a los hermanos en extraños uno para el otro, tanto cómo sólo pueden llegar a serlo dos miembros de la misma familia.
En: El mundo según Marguerite Yourcenar.

-¿Hay alguna forma de bajar?
-Sí, cayendo.
De Crónicas de Narnia

8 de octubre de 2011

ECHANDO LA RED


HOMBRE INFLUYENTE
Entonces llegó de Zhōnghuá un hombre elocuente que era un pintor tan bueno que el mundo no volverá a ver otro original.©


CONSEJERO PARA LA PAZ
Y como no se puede inventar la realidad, tampoco puede fingirse ningún punto de vista.©


CAÍDOS
Echamos la red en las secas orillas.
Máximo Gorki

Apenas la vi decidí abordarla invitándola a un café. Vinieron las confidencias y las insinuaciones y la necesidad de preguntarme cuánto le pagaba a una mujer por irse conmigo. Caminamos algunas calles sin decirnos nada, pero anticipándonos a aquellas horas de físico duelo o justificando aquel engaño y las miserias de nuestras condiciones. En silencio y desnuda esperó a que tomara la iniciativa, sólo que al recordar que el amor es siempre manual y al tocarle los senos, comprendí que debía dejarla al no corresponder a mis recursos y a mi generosidad.©
Guillermo Arnul Castillo Ruiz

20 de septiembre de 2011

E n C a N t O p E r D i D o


NUNCA SE SABE

El rey Shariyar es traicionado por su esposa y decide vengarse en lo sucesivo. Cada noche se casa con una doncella del reino y al siguiente amanecer la hace decapitar. Sherezada, hija de uno de sus ministros, decide salvar al reino. Cada noche, en la espléndida sala y asistidos por mil esclavos de mayor belleza, narra al rey una historia que interrumpe cada amanecer para completarla en la noche siguiente y comenzar otra hasta completar mil y una historias, logrando así que el rey la tome por esposa antes de que abriera los ojos a los primeros rayos del día y se viera al lado de la más despreciable barrendera del palacio que supo adormecerle los sentidos y excitarle la imaginación al beber vino por inclinación.©

REMINISCENCIA


Natividad aceptó la caminata como una pequeña aventura infantil. Ya se había disipado el sol, pero su esplendor final honraba el silencioso valle del río Cauca, antes de que lo arrullara la oscura noche. Lo hizo mas no por tener que fatigarse yendo en el campero. Caminó despacio, aspirando con secreta felicidad el olor a hierba recién cortada. Comprendió que los años no lograron mitigar ni el color de aquellos atardeceres ni aquella emanación para sus sentidos. Aunque era cierto que los años le habían reducido a la cruel sentencia de "Vos cantando y tan vieja".©

SABER QUE NO SE SABE

La certidumbre de que todo está escrito y de cómo es arriba es abajo, ha llevado a los hombres a tener la supersticiosa y vana costumbre de buscar de forma análoga en los libros, en los sueños o en las líneas caóticas de la mano el sentido de lo que no tiene sentido.©

3.2.9. VARIOS
 
Hombre incorpóreo busca dama diáfana para hacer cosas en ningún tiempo vistas.©




ENCANTO PERDIDO
(Basado en una canción de Bruce Springsteen)


Vino del estrecho valle, donde, cuando eres joven aprendes el mismo oficio de tus padres. Había conocido a Lucía en el colegio, teniendo ella diecisiete años. Ambos solían ir hasta las tierras más fértiles, bajaban al bullicioso río, se zambullían en él y se dejaban llevar por la corriente.
Meses después Lucía quedó embarazada y no pudieron disimularlo por mucho tiempo. A los diecinueve años ya tenía un trabajo y un juez se encargó del resto. Fue una boda sin altar, no hubo flores ni traje de novia. Aquella noche se fueron al río, se sumergieron en él e hicieron el amor de nuevo.
Las cosas no le van bien como obrero de la construcción, ha escuchado decir que es por culpa de la economía, esa rareza que nunca se equivoca en fijar el precio de las cosas. Guardó silencio y colocó la mirada en un punto lejano. Actuaba como si no recordara nada del pasado y Lucía como si no le importara la situación. Todo lo que consideraban importante se había evaporado en el aire.
Entonces un gesto fue el anticipo a una nueva revelación y sus ojos tuvieron un brillo especial al acordarse cuando corría en la camioneta de su hermano y el cuerpo de Lucía bronceado y húmedo a su lado. Cada noche estrellada se acostaban en aquella orilla y la abrazaba hasta escuchar su leve respiración. Esos recuerdos ahora lo acosan, lo persiguen como una maldición que lo llevan al río, ahora que se ha secado.©

Guillermo Arnul Castillo Ruiz

27 de agosto de 2011

LOS SUAVES SONIDOS DE LA MEMORIA


Me gusta escribir. Dejar que fluyan las palabras brillantes del idioma, rebuscar los sonidos suaves en la memoria, perseguir los adjetivos que se me escapan, a veces dar un tropezón con una imagen agazapada entre párrafos, atascarme en el ritmo vertiginoso de un instante, dar marcha atrás y repasar una por una las palabras hasta que enlazan y logran romper el cerrojo del baúl de las imágenes evocadas, y fantaseo con que al leerlas te impresione. Pero lo que de verdad me pone así es cuando lees nuestra historia para recuperar los tiempos que no vivimos.©
Guillermo Arnul Castillo Ruiz

24 de agosto de 2011

D u E l O


D U E L O

Al fin entraron a un bar, se sentaron cada uno con su cigarro en la boca y sus revólveres laterales, testigos de lo que sucedía una nube de secuaces rondaban con perplejidad. Silencio total. Yo he matado búfalos, dijo el primero; en cambio yo he matado hombres, explicó el otro. Ya con el sol bien alto desenvainaron entre blasfemias. El pueblo se libró de los dos.©

INQUISIDORES

La certidumbre de que como es arriba es abajo y de que lo escrito, escrito está, ha llevado a los hombres a tener una supersticiosa y vana acostumbre de buscar de forma análoga en los libros, en los sueños y hasta en las líneas confusas de las manos el sentido de lo que no tiene sentido.©
Guillermo Arnul Castillo Ruiz

16 de agosto de 2011

EL SONIDO INDESCRIPTIBLE DE UN TRUENO

“Lo recuerdo (…) mirando a veces los colores irrecuperables del cielo”.

Jorge Luis Borges.

Abrí los ojos y me encontré de frente con la intensa luz atravesando la persiana. Desde la calle venía un sólo aliento melódico de rap: "Paso yo mismo y me veo sentado, mirando la gente que pasa a mi lado". Así fui recobrando los primeros sonidos matinales, porque el trabajo me impuso la costumbre de salir tarde en la noche para recibir con rapidez la madrugada siguiente en medio de una bruma irreal para mis sentidos. Casi dormido, fui hasta la ventana y mis ojos asumieron la ilusión de ver unos niños desharrapados hollando en un celemín de polvo sobre el asfalto. Juegan con las arenas del tiempo, pensé, ignorando que algún día se desvanecerán en el aire como desdibujadas siluetas. Pensaba en eso, cuando desde el mundo de las sombras y las ausencias, llegó el sonido estridente del teléfono que se apresuró en alejarme de aquellos juicios. Una voz entrecortada, fue suficiente para comprender de quién se trataba, y por supuesto, que toda amenaza es cruel cuando se dice con la fuerza indescriptible de toda confabulación.

Pero es en el agua estancada donde se forja la luna. El maldito me conocía bien. Sus ojos de fuego me inquirían, mientras se acicalaba su oscura barba. Tal vez deba explicarme ahora, diré que todo empezó cuando le robé a su Diosa. Ella era el vuelo de sus propias alas.

Sí, le quité el beso permanente de sus labios. Fue el fin que precedió al comienzo. Hace algunos años, yo, un solitario perpetuo, conocí como un niño que nunca espera un adiós, la comunión con otro ser. Me enamoré de ella y por eso, él está ahora aquí. ¿Será, acaso, que el amor nos hace vulnerables?

En la desembocadura de la sangre brota inevitable la sangre y aquí estamos los dos frente a frente. De la multitud sólo concurrimos nosotros. Ella se marchó, nos dejó a los dos.©
Guillermo Arnul Castillo Ruiz

13 de agosto de 2011

SERÁ RECUERDO...


Mis primeros zapatos,
mi primer juguete,
mi primer cuaderno,
mi primer libro de lectura,
mis primeros lápices de colores;

Mi primera ostia,
mi primer helado,
mi primer beso, 
mi primera vez;

Mi primer atardecer,
mi primer viaje a pié,
mi primer hijo;

Todo lo que intenté.©

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Visitas del mes pasado a la página

ESCARABAJO

Minificciones sufíes 2

Minificciones sufíes 1

Minificción chilena/Gente de pocas palabras 2

Minificción chilena/Gente de pocas palabras

– Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 2 – 2°. Bloque/Gente de pocas palabras

Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 1er. Bloque de pocas palabras

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje