30 de marzo de 2012

PC



Cuando levanté el puño por enésima vez sobre el cuerpo objeto de mi crimen, hubo una fracción de tiempo en que vi mi designio y la suerte de mi víctima. Sólo que al verme con el brazo izquierdo levantado, comprendí que no era mi decisión optar por la vida o la muerte. Asesté el golpe final y desde entonces no se volvió a tener un PC en casa.©

1 comentario:

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje