17 de julio de 2012

¿ALGO MÁS?


Foto Google

Don Pacho, el tendero de mi cuadra, era de cejas espesas, peludos brazos de bucanero y buen conversador que desprendía amistad y ecuanimidad. Irónico cuando le tocaba, pero altruista como ninguno. Poseía una pequeña miscelánea que ocupaba gran parte de su casa, la cual abría siempre puntual a la calle a través de una recia puerta de madera y un alto ventanal, dándole una inmejorable vista, por la gran luminosidad que al interior ofrecía. En las tardes solía irme a sentar en el sillar de aquella gran hendidura animado por su saber de buena tinta sobre los vericuetos de la política, sin quitarles los ojos a sus clientes y concurriendo casi giboso tras el vetusto mostrador. Pasados los días empecé a ayudarle en pequeñas labores de su negocio, mientras intentaba enamorar a Leonor, una de sus ahijadas, y transcurrían inciertos los primeros avatares de mi vida en ese puerto asediado por el litoral.

Mucho tiempo después, caminando una tarde por ese antiguo barrio en busca de recuerdos, me asomé a la antigua tienda de mi adolescencia a través del sucio vidrio de la ventana. Abstraído por el ambiente enrarecido que desprendía aquel local casi en penumbra, distinguí llenas de polvo las antiguas y ya vacías estanterías y el mostrador de madera entre algunos objetos olvidados. Levanté la vista y entre los herrajes de la gran ventana y la antigua puerta vi colgado un aviso: Se vende por viaje sin ataduras.©

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Visitas del mes pasado a la página

ESCARABAJO

– Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 2 – 2°. Bloque/Gente de pocas palabras

Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 1er. Bloque de pocas palabras

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje