14 de diciembre de 2013

GUADALAJARA DE BUGA



"Pinto mi pueblo natal, porque gracias a él tengo la vida que tengo".
                                                                                                 Juan Lobillo




 DEPARTAMENTO DEL VALLE DEL CAUCA 





Todo nuestro cariño para ustedes amables
 lectores que se merecen lo mejor, hoy y siempre:

¡Felices Fiestas!

DALTÓNICO



- ¡Adiós, Caperucita verde!

7 de diciembre de 2013

UNA TARDE



La tarde calla o canta.
J. L. Borges

Cuando llegó al café ubicado en la Arboleda del Centenario, sabía que la esperaría por las razones que ella siempre esgrime sobre la vanidad a la hora de salir. Con resignación y la mirada en algún punto distante, permaneció en silencio hasta cuando una muchacha lo regresó a la realidad ofreciéndole el menú con las mejores opciones en helados y bebidas.

El tiempo parecía que era parte de la eternidad, mientras Serrat canturreaba: Una tarde plomiza de abril, cuando se fue tu amante, se marchitó en tu huerto hasta la última flor… Luego el Nano guardó silencio, y yo continué con una canción de Draco Rosa,  esa que dice… Soñé tu figura lejos, esperando en los suburbios del olvido y me vi solo.

- ¿Qué desea ordenar? –le interrogó una joven decidida buscando justificar su permanencia en el lugar. Fue cuando ella apareció sonriente, pero él supo advertir en sus ojos una sombra indefinida. Pero esos ojos, cuando él le habló, recobraron su brillo cual si un tren silbara a lo lejos siendo la esperanza de algo. Era un intento por penetrar con su voz tibia los sentidos de la recién llegada, mientras ella, con doloroso cuidado, le recorría la cara.

Era una hermosa tarde del sábado, sabía que iría a su encuentro, aunque él acariciara la idea de revivir aquellos momentos que sólo los dos logramos alcanzar cuando el cielo y la tierra se juntan, olvidando que el mundo existe a nuestro alrededor. Yo sólo quería que nos reveláramos esas cosas que aún guardamos en silencio, porque todo amor incompleto es siempre capullo, aunque para él sea pasión. Sólo deseaba mirarlo a los ojos y, a través de ellos, revelar ese sentimiento que él sabe disipar cada vez que lo miro, que supiera lo que me hace sentir, que se diera cuenta cómo el roce de sus manos, de sus labios, de sus besos, me hacen sentir tan mujer.

¿Sabe? Ayer, me dije, que ir a su encuentro sería un error porque ese amor no puede atreverse a expresarse con nombre propio por las circunstancias que nos atan a otras personas. Aun así, decidí volver a florecer de la nada, gozando de su presencia, de sus palabras, de todas sus caricias, esas que tanto anhelo y que me llegan al alma. 

Después de una torrencial lluvia de besos y cuando las primeras sombras de la noche caían,   el hombre pidió la cuenta. Fue cuando la felicidad iba hablándoles en voz baja al regresar por esas calles que suelen estirarse y por donde otros deambulan llevando incertidumbres como espinas. Él iba con pasos resueltos y ella contoneando sus gracias. Así se marcharon, sin mirar atrás, con su tiempo y sus respectivas ausencias.©

30 de noviembre de 2013

C0D1F1C4C10N


51 L06R45 D35C1FR4R 35T3 M3N5AJ3, QU13R3 D3C1R QU3 3R35 UN D350CUP4D0 4M160 L3CT0R:

3L H41KU D3L 45351N0

0853RV4 3L CU3R90
FU3 9R0X1MA L4 MU3RT3
516U3 L05 V3R505


                       Sergio F. S. Sixto

¿Cuál es el número del apartamento del homicida?




EL VIENTO


Él me seguía, acentuando sus frescos movimientos, pero como todo niño travieso, descubrió mis ocultas flores que dejaron boquiabierta la imaginación del sorprendido indigente. ©

REFLEJO



El espejo no le mentía, era el reflejo de su imperfección.©

23 de noviembre de 2013

EN POCAS PALABRAS

                                                                              UNO QUE...


Decidió colgarse de su sombra porque por más que lo intentó, 
le fue imposible atravesar una viga en el subrepticio abismo de su mente.

CARACOL


Cuando acerca el caracol a su oído sólo escucha su  atormentada alma.

PODER


Gracias al rey Midas, El Dorado existe.


TEORÍA


Freud en su teoría de los sueños dice que si sueñas que estás nadando en el mar y no eres capaz de alcanzar la playa de nuevo, es porque en alguna parte se esconde la arena.

EDITH (Yrit)


Una mirada hacia atrás vale más que una hacia adelante.

16 de noviembre de 2013

ACUARIO


Nado en las dóciles aguas de un singular ateneo dedicado a la multiplicación de los deseos entre quienes observan.©

DESDE LEJOS


Aquellos soles lejanos no disipan la noche, porque nunca fueron creados para brillar en paz.©


9 de noviembre de 2013

CAMBIO DE DESTINO


Cuando entendió que las líneas de las manos eran como un instrumento de muchas cuerdas a las que podía hacer vibrar de otra manera, decidió cambiar su destino. Así que el primer cambio fue en la línea de la vida, porque vivir era sufrir. La siguiente alteración se la produjo en la línea del corazón, pues todo lo que hacía con él terminaba en ingratitud. El último cambio ocurrió en la línea de la cabeza, pues nunca entendieron lo que ella hacía con el corazón. Sin embargo, mucho antes de tomar esta decisión final ya había perdido la razón.©

CONCRECIÓN

La mujer en las palabras, Juan Osborne
Cuando ciertas palabras me llaman aguzo el oído. Luego cuando llegan a mis manos, las convierto una a una en estalactitas de carbón. Pero ellas siempre traviesas, suelen cambiarse por otras, se trasladan de sitio o se posesionan dentro de una frase silenciosa e inesperada. Ellas me hacen dudar al ocultarse  entre mis propias sombras, así sean producto de todos los razonamientos asociados a incontables imágenes remotas y nacientes. Por todo esto, vuelven a caerse a modo de guijarros callejeros con alegría repentina, reaparecen floreciendo cual piedrecitas resplandecientes y recriminadoras cuando pudiendo decirlo todo con menos palabras, uso cien.©

2 de noviembre de 2013

SIN MENTIRAS


El viejo estaba colgado, llevaba allí la eternidad de un instante ante los ojos atónitos de la recién llegada. El niño, impaciente, va a su encuentro y tras haber juzgado que algo faltaba para terminar el juego, pregunta a su mamá que si puede hamacar al abuelo.

–No, hijo, primero he de saber quién lo ahorcó.©

VOYEUR


Encantado, él la seguirá hasta la puerta y, después de entrar, se asomará a través del ojo de la cerradura por donde verá únicamente oscuridad. Será más tarde cuando se enterará que los fantasmas suelen resplandecer.©


Notícula: A falta de limón para la tinta invisible, 
seleccionar con el botón izquierdo del ratón desde la la palabra "suelen". 

26 de octubre de 2013

LOS MONSTRUOS


Tomó el cuento. Lo abrió. Primera página. "Había una vez...". Segunda página. Continuó leyendo. Un poco más deprisa porque ya era tarde y deseaba terminar pronto. Última página. "Ya está… Se ha acabado". Cerró el cuento y se dispuso a cerrar el libro dándole un mimo y un beso de "buenas noches" al hijo. Con cierta afectación en su cara el niño dice: "Así no se cuenta, papi". "¿Cómo que así no se cuenta?". Pues no, por qué no me incluiste en la historia. El padre con hosquedad responde:

-Pues, el que quiera verte que venga a casa.©

PERVERSIONES




Me mudé a un edificio de departamentos. A las semanas, me invitaron a una reunión de asociación. Decidí asistir, y de ese modo presentarme en el lugar. La reunión no tuvo nada de sobresaliente; salvo el recordar el pago oportuno de la cuota de administración. Un detalle, tan solo un detalle mínimo, acaparó mi atención. La vecina del 10 "G" tenía desabotonada su blusa, situación que me causó cierta confusión. Esa abertura me llamaba como el canto de una sirena. Debía reprimir un impulso salvaje. Pero deseaba arrojarme sobre ella y arrancar parte de su vestuario. No, no quiero, que se me confunda por cierto grado de perversión. Tenga, usted, en cuenta que no me interesaba en lo más mínimo mi vecina, sólo me interesaba esa insinuante abertura. Quería introducirme a través de ella, llegar a lo más profundo de su ser como pérfido salvaje, para ser más exacto. No me interesan sus extremidades de palmípeda ni sus miradas de pronóstico reservado.

A partir de ese momento comencé a frecuentarla, a fingir un ocasional encuentro… Ya sé que era sospechosa mi actitud, dado que nunca habíamos atravesado saludo alguno al cruzarnos por el piso. No me importaba: tan solo esperaba el anhelado momento en que mi vecina se  acercara y así satisfacer mi obsesión. Se nos enseña a no desear la mujer del prójimo, pero vivimos en una época donde la imagen es lo más deseable, entonces es justificado y legítimo que yo quiera tocar aquella sustancia que da volumen a mi obsesión. Escuche... No debe juzgarme por este impulso mío, sino ayudarme ¿Cómo? Tendiéndome una mano, mientras se desajusta su blusa.

A las semanas comprendí que, descolgándome por mi balcón, podía introducirme en la terraza de aquella mujer y, desde ahí, a su habitación. No, no quiero causarle daño alguno. Solo necesito abrir un poco más su escote. Y llegó el día en que me decidí. En pocos minutos me introduje en su habitación y la esperé. No sabía por dónde empezar. Estaba tan excitado que solo escuchaba el palpitar de mi corazón. No pude ver cuando ella entró. Me sorprendió frotándome contra uno de sus óleos donde posan sus precipicios desnudos. La mujer estaba tranquila. Tan solo dijo "Hace días que tengo la ventana abierta, pensé que nunca te decidirías". Desde entonces tomo sus senos de magnolias y conversamos hasta la hora de los gemidos. A nuestro modo, somos felices.©

19 de octubre de 2013

PASIÓN Y LEY


¡Hoy decidí escapar
del infierno de aquellos 
recuerdos ardorosos


que son la trama de tus besos engañosos!.

CON SECUENCIAS


 -Otro día más. ¿A dónde ir?... 


En la calle, cruel y milimétrica, debo estar 


o, de lo contrario, pagaré por seguir siendo diferente.

12 de octubre de 2013

H O M E N A J E



Nací en Bogotá, el 25 de agosto de 1923, día de San Luis Rey de Francia. No descarto la influencia de mi santo patrono en mi devoción por la monarquía. Hice mis primeros estudios en Bruselas. Regresé a Colombia y por períodos que, primero, fueron los de vacaciones y, luego, se extendieron más y más, viví en una finca de café y caña de azúcar que había fundado mi abuelo materno. Se llama "Coello" y se encuentra en las estribaciones de la Cordillera Central. Todo lo que he escrito está destinado a celebrar, a perpetuar ese rincón de la tierra caliente del que emana la substancia misma de mis sueños, mis nostalgias, mis terrores y mis dichas. No hay una sola línea de mi obra que no esté referida, en forma secreta o explícita, al mundo sin límites que es para mí ese rincón de la región de Tolima, en Colombia.

En un último intento para lograr el diploma de Bachiller, me matriculé en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en Bogotá. Mi profesor de Literatura Española fue el notable poeta colombiano Eduardo Carranza, y a dos cuadras del Colegio estaban los billares del Café Europa y los del Café París. Las clases de Carranza son para mí una inolvidable y fervorosa iniciación a la poesía. El billar y la poesía pudieron más y nunca alcancé el mirífico título.

En compañía de Carlos Patiño, alternando mis poemas con los suyos, publicamos un pequeño cuaderno titulado "La Balanza", que repartimos nosotros mismos entre algunos libreros amigos el 8 de abril de 1948. El día siguiente, nuestra obra se agotó por incineración. El 9 de abril fue la fecha del "Bogotazo", cuando ardió el centro de la ciudad por obra de los enardecidos partidarios del candidato presidencial Jorge Eliecer Gaitán, asesinado ese día en la capital.

Tomado de: http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/mutis/mutisxmutis.html


SUEÑO DEL FRAILE 

Transitaba por un corredor y al cruzar una puerta volvía a transitar el mismo corredor con algunos breves detalles que lo hacían distinto. Pensaba que el corredor anterior lo había soñado y que éste sí era real. Volvía a transponer una puerta y entraba a otro corredor con nuevos detalles que lo distinguían del anterior y entonces pensaba que aquél también era soñado y éste era real. Así sucesivamente cruzaba nuevas puertas que lo llevaban a corredores, cada uno de los cuales era para él, en el momento de transitarlo, el único existente. Ascendió brevemente a la vigilia y pensó: “También ésta puede ser una forma de rezar el rosario”. 
Tomado de: http://e-kuoreo.blogspot.com/

5 de octubre de 2013

ÉRASE UNA VEZ EL AMOR



Se conocieron chateando en la red. Después acordaron una cita, pero la relación no fue a más porque él acudió vestido de negro y ella sólo esperaba encontrarse con su príncipe azul.©

EL HOMBRE SIN SOMBRA


El hombre no tenía sombra. El día que nació notaron que no tenía sombra, lo cual lo hacía un hombre especial, diferente a los demás hombres. Sucede que quiso tener su propia sombra y salió en busca de ella, pero no cualquier sombra; el hombre sin sombra quería una sombra especial, una que no la tuviera ningún otro hombre. Buscó debajo de la luz y en los grises del día. En las playas atestadas de gentes bajo el sol. Mejor dicho, en toda parte. Buscó y volvió a buscar hasta que por fin la encontró. Sin embargo, una vez se la colocó, se sintió como todos los demás hombres: vacío, sin gracia y sin convicción. Nunca pudo tener su propia luz entre tanta sombra.©

CONDENA


Y esta fue su condena. Intentar escribir con originalidad.©

28 de septiembre de 2013

SERPIENPEDIA



La serpiente sabe deslizarse por la tierra con su ojo agudo y puntilloso, escudriñando entre lo pequeño y lo único. Va por mundos rastreros y sin grandes acrobacias que la obligan a ir despacio, sigilosa; a tener paciencia y mirar desde lejos. Nada la separa de su sombra y de la idea de su sombra, ni de su ausencia más que de ella. Sólo bastará su silbido mortal para provocar una intoxicación que se manifiesta principalmente por el dolor en el sitio de la punzada y una gama muy amplia de signos y síntomas locales como generales que algunos Estados dicen investigar.©

21 de septiembre de 2013

TRAS TENSA CALMA


La calma del tenso muro que los separa es engañosa porque a sus dos lados se insinúa tormenta. Desde siempre, esta frontera ha sido escenario de decisiones que han sido respondidas muchas veces con acciones puntuales. Tras incontables lágrimas rodantes, ambos bandos que crecieron viéndose como monstruos, descubrieron que son humanos.©

INÉDITOS


Hacía una mañana apacible: ni una nube en el horizonte, ni una ráfaga de viento, ni una sola línea escrita para este sábado, día de nuestro habitual encuentro.©

14 de septiembre de 2013

PURO, PURO...



La vieja apurada por un tabaco de medio lado en la boca me dijo que con ese “Puro, puro, yo te conjuro...” la tendría a mis pies. Me aseguró, una y otra vez, que abandonaría al hijueputa de su marido, que llegaría rogándome para que me la llevara a vivir conmigo. Me dijo que me mantendría como un rey, que a su lado todo sería derroche y confort. En todo acertó. Lo que nunca me reveló, la color de humo esa, es que después de tanto tiempo a su lado, me acabaría aburriendo de vivir bueno, de sus invariables antojos; que me cansaría de sus llamaditos con el dedo índice y terminaría asqueado de sus rondas de vieja en celo. Envidio la suerte de mi hermano que esboza una sonrisa cuando me ve, porque sabe que me ganó sin artimañas.©

Óleo, Marcelo Gabella

CERTEZAS

Se encontraron en la taberna y bebieron algunas cervezas. Caminaron después por la ciudad vacía, intercambiaron miradas y cogiditas de manos enamoradas. Sin proponérselo, llegaron a un cuarto de alquiler y se desnudaron, pero no se atrevieron a hacer el amor porque hay historias en las que los personajes no son felices y eso sería complicarlo todo.©

7 de septiembre de 2013

MARI POSAS



Mientras tu estómago se llena con miles de mariposas que giran revoltosas, en ese aletear profundo escucho que dices algo. ¿Aún le cuentas a las flores cuánto te amo?©



Tenemos que sobrellevar dos o tres orugas si queremos conocer a las mariposas.  De ninguna de ellas se sospechó que fuera capaz de convertirse en mujer.©




31 de agosto de 2013

HAY QUE DECIR... JAIKU



A  Poemma


Vuelven recuerdos
de aquellas rutas opuestas
de  mirar fugaz

*

Con una risa
el caminar apurado
va por su lado

*

Unidas manos
entre atardeceres se
citan aquí y allá

*

Sin mirar de dónde
venimos, sino a dónde
vamos, elegimos amar

*

De la pasión
supimos, cual estrella
agitada y escondida

*

Con razón hubo
risas y llantos, cuando la
vida fue vida

*

No fue otra cosa:
tres ramos de 
diferentes rosas

*

Nuestro hogar 
proviene del lugar
encendido por fuego

*

Acércate a la
lumbre que al calentarnos
seremos pedernal

©

俳句






24 de agosto de 2013

VUELTA DE TUERCA


Un suceso no lo deja dormir. El autor crea una crónica espeluznante, gracias a sus manos asesinas.©

A VECES



El poeta huye de sus propios poemas para habitar extramuros, donde no suele resguardarse nunca es en el amor porque se le sale por las manos.©

17 de agosto de 2013

LA MÁS BELLA, PERO NO MEJOR



Ella es esa clase de mujer que te rodea, te envuelve, te ahoga, sin ni siquiera tocarte cual mariposa. Que al peinarse, se desprende de sus propios sueños y se va con el aire como las fantasías que ahora tienes.©

MELIFLUAS PALABRAS I

Niños disputándose unas castañas - Goya

Hay muchas experiencias cuyo origen en mí se han borrado, hay otras que tengo perfectamente bien fechadas: recuerdo, como si hubiese sido ayer, mi primer beso, mi primer romance, el primer golpe que recibí a la altura de la garganta por haber bajado la guardia en medio del griterío y la burla de mis compañeros de escuela.©

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Nana Rodríguez 2

Juanantonio 1

Cosecha tardía

Beber para contarla

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje