23 de marzo de 2013

SOBRE CIERTA CAPERUCITA


CONSPIRACIÓN

En un orquestado plan contra el lobo, la abuelita le revela al carnicero animal dónde puede encontrar a Caperucita. Ya es tarde, el incauto olvidó que los lobos deben cuidarse de pasear solos por el bosque donde las niñas suelen agacharse seductoramente a recoger margaritas. ©


Guillermo Arnul Castillo Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS

Tras el pago de cuantiosa recompensa a ciertas informantes, el cuerpo de seguridad del Estado dio captura al escurridizo cazador que disfrutaba persiguiendo a sus víctimas para  llenarles la panza de piedras. ©

Guillermo Arnul Castillo Ruiz
CAPERUCITA ROJA


Vivía todo el día oculta, con miedo. Había lobos por todas partes, y su madre, su abuela y las demás mujeres estaban siempre en peligro. Un día llegaron ejércitos de leñadores. Pusieron un orden a los lobos. Para la caperucita irakí, las cosas no cambiaron mucho.




PARA MIRARTE MEJOR 


Aunque te aceche con las mismas ansias, rondando siempre tu esquina, hoy no podríamos reconocernos como antes. Tú ya no usas esa capita roja que causaba revuelos cuando pasabas por la feria del Parque Forestal, hojeando libros o admirando cuadros, y yo no me atrevo ni a sonreírte, con esta boca desdentada.
Juan Armando Epple

SIN TÍTULO

A pesar de que Caperucita demandó al lobo por comerse a su abuelita, éste quedó en libertad alegando que lo hizo para no morir de hambre.
Christopher Vergara
http://criticaenbreve.blogspot.com/2008/11/ganador-del-concurso.html

ÉRASE UNA VEZ UN LOBITO ROJO, UNA CAPERICITA FEROZ

Érase una vez un lobito rojo, 

una caperucita feroz 

y una abuelita muy mala 

que se los comió a los dos. 









http://elcircodelasletras.com/2011/01/07/microcuentos-para-regalar/

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE LA MANDRÁGORA


En realidad, estudios muy serios se han encargado de desmentir a Charles Perrault. Caperucita Roja nunca fue una niña, y mucho menos inocente, ni aquel lobo tan feroz. Eran solo una pareja de ancianos tratando de prender la chispa de la pasión.
José Manuel Ortiz Soto
http://triple-c.ning.com/profiles/blogs/el-cuento



CONJETURAS Y OREJAS

Aún se preguntan en aquella localidad ¿Cómo la mamá manda a Caperucita a atravesar un bosque lleno de lobos? ¿Cómo se permite esta señora que su madre enferma viva sola en un bosque plagado de lobos? ¿Cómo logró Caperucita confundir a un lobo disfrazado con su abuela?
Definitivo, la madre de Caperucita, sin darse cuenta, buscó que algo malo sucediera a su hija, para luego poder decir "Qué joda, ya ni se puede caminar por el bosque”.

Guillermo Arnul Castillo Ruiz


POR SI LAS MOSCAS

Caperucita es una niña pequeña, cuya “abue”  no cierra convenientemente las puertas estando sola, pues aún espera algo interesante de esta vida.
Guillermo Arnul Castillo Ruiz

4 comentarios:

  1. Un ramillete de chispas sobre un cuento infantil. Uno que podría diseccionarse hasta pedacitos minúsculos y cada uno nos hace reflexionar sobre lo que el niño acaba entendiendo.

    Muy bueno.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Querida Albada, ese ramillete como tú lo llamas, es una prueba fehaciente de que todos seguimos soñando y disfrutando de historias que discurren entre con los mismos elementos y con los mismos actores que cualquiera puede ver y palpar a diario.

    Gracias por tu visita. Un candoroso abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me han sacado sonrisas estas interpretaciones diversas de un clásico de la denominada Literatura Infantil... sin duda, estas narraciones están creadas para el aprendizaje humano y de ahí que sea la infancia su grupo objetivo, esto suponiendo que los adultos ya han bebido de esta fuente de conocimiento y sabiduría. Todo cuento esconde y rebela sus sentidos y significados, tras metàforas, símbolos y mensajes en clave pues se trata de descubrir y redescubrir desde adentro de cada cual. La idea sería "mover el seso", reflexionar, convocar a la interpretación.
    La Caperucita, siento, es un cuento de iniciación, el paso de la niñez a la juventud, el camino que se abre a la adultez. Necesario es pasar por el bosque y enfrentarse con el lobo.
    Un fraterno abrazo de una "Caperuza" que no le teme a los lobos pues de ellos mucho se puede aprender!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Caperuza, yo no soy el lobo, pero si se trata de seducirte con las palabras éste blog está cumpliendo su objetivo.

    Muchas gracias, desde el claro bosque.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje