14 de abril de 2013

SIN TÍTULO



Soñó con dominar el arte de contar, así el influjo de la imitación fuera una sombra al acecho. Tenía una fe ciega, no en el reconocimiento público, sino en el propósito de su ambición. Recordó, que no debía escribir sin saber con qué absoluto designio lo haría de principio a fin. Entonces comenzó a escribir, cuando una luminosa idea relumbró en su mente. Veinte años después volvió a intentarlo, pero regresó a su mano aquel temblor irreversible del síndrome de la página en blanco.©

2 comentarios:

  1. Como la vida misma.(De los que osan escribir, bienaventurados sean)

    Me gustó, saludos cordiales.

    Setefilla

    ResponderEliminar
  2. Asi es y así será. Gracias por tu comentario y visita.

    ResponderEliminar

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Visitas del mes pasado a la página

ESCARABAJO

– Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 2 – 2°. Bloque/Gente de pocas palabras

Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 1er. Bloque de pocas palabras

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje