26 de octubre de 2013

LOS MONSTRUOS


Tomó el cuento. Lo abrió. Primera página. "Había una vez...". Segunda página. Continuó leyendo. Un poco más deprisa porque ya era tarde y deseaba terminar pronto. Última página. "Ya está… Se ha acabado". Cerró el cuento y se dispuso a cerrar el libro dándole un mimo y un beso de "buenas noches" al hijo. Con cierta afectación en su cara el niño dice: "Así no se cuenta, papi". "¿Cómo que así no se cuenta?". Pues no, por qué no me incluiste en la historia. El padre con hosquedad responde:

-Pues, el que quiera verte que venga a casa.©

1 comentario:

  1. Si tú supieras la razón que tiene el niño exigente...
    Hay un autor en España que utiliza una relato que va variando, por supuesto, pero con un hilo argumental de compañerismo, que pone los 30 nombres de los alumnos de cada aula.

    La impresión debe ser un poco caótica, pero mis hijos, en sexto, doce años, tienen un libro donde aparecen todos sus compañeros y ellos mismos. Los conservo, porque los leyeron con ansiedad más de una vez en su momento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje