25 de enero de 2014

LOS INSACIABLES

Sidney Harold Meteyar

Eros por ser una fuerza inquieta y siempre insatisfecha, inflamó a los hombres con la llama del amor. Desde entonces, los mortales no conocen el descanso al imponerles más trabajo a sus cuerpos. Son cada vez más sedientos y más deseosos hasta perder el control. Los mortales obedecen a sus instintos para que el imperio del placer los consienta por siempre.©

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Nana Rodríguez 2

Juanantonio 1

Cosecha tardía

Beber para contarla

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje