27 de septiembre de 2014

CAZADORES


Landázuri le hizo a Castro-Novo una señal con la mano en alto ordenándole silencio. Cuando el disparó se hizo escuchar, Landázuri remontó la ligera pendiente y desde arriba lo llamó para brindar con un trago por el ejemplar cazado. Castro-Novo estaba muerto.

4 comentarios:

  1. Los accidentes o no de las partidas de caza.

    Los deseos inconscientes, o no, de cazar a los cazadores...

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. Los deseos inconscientes hacen de las suyas. Gracias por tomarte tu tiempo para dejar tu impronta.

    ResponderEliminar
  3. El que te haya gustado ya es mucho decir. Gracias por tu amable comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Programa 120: Aquí como lector e intérprete de un texto del escritor invitado.

Programa 118 Los minis de espejos 2. Aquí debuto como intérprete de un texto. ¡Escúchenlo!

Colegio Académico de Buga

Antología de minicuentos contundentes

ESCARABAJO

Revista Antología de amor y desamor: dos textos míos

Revista Salvo el crepúsculo: microrrelatos de mi autoría.

Secretos del cuentista

¿El último adiós?

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje