13 de septiembre de 2014

ILUSIONES


Tras el sonido de las trompetas el rey se arrodilló pidiendo clemencia y entregó todos sus bienes, pero el perdón no se hizo escuchar, porque el monarca se quedó con todas las estrellas fugaces que cruzaron los corazones de sus infortunados súbditos.©

1 comentario:

  1. Era un rey sabio. Se quedaba lo mejor, lo intangible, lo impagable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Visitas del mes pasado a la página

ESCARABAJO

Minificciones sufíes 2

Minificciones sufíes 1

Minificción chilena/Gente de pocas palabras 2

Minificción chilena/Gente de pocas palabras

– Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 2 – 2°. Bloque/Gente de pocas palabras

Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 1er. Bloque de pocas palabras

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje