6 de febrero de 2016

VEINTICINCO HISTORIAS



Los lectores de Microrrelatos al por mayor recibimos de doña Luisa Hurtado González un regalo especial, que de manera inconsulta reproduzco, pues se trata de un obsequio y como tal lo recibo con agrado, porque se trata de una interesante estrategia de escritura que haré extensiva a los estudiantes del Proyecto de escritura creativa de la Institución Educativa Ciudadela Colegio Académico. 

A la autora le quedamos muy agradecidos.

5 x 5
Caperucita
Príncipe
Enano
Madrastra
Lobo
Caperucita
Caperucita / Caperucita
Príncipe / Caperucita
Enano / Caperucita
Madrastra / Caperucita
Lobo / Caperucita
Príncipe
Caperucita / Príncipe
Príncipe / Príncipe
Enano / Príncipe
Madrastra / Príncipe
Lobo / Príncipe
Enano
Caperucita / Enano
Príncipe / Enano
Enano / Enano
Madrastra / Enano
Lobo / Enano
Madrastra
Caperucita / Madrastra
Príncipe / Madrastra
Enano / Madrastra
Madrastra / Madrastra
Lobo / Madrastra
Lobo
Caperucita / Lobo
Príncipe / Lobo
Enano / Lobo
Madrastra / Lobo
Lobo / Lobo

  • Caperucita / Caperucita

Se miró en el espejo. La caperucita era preciosa, pero ¿a quién se le había ocurrido comprarla roja? ¡Parecería un tomate!

  • Príncipe / Caperucita

Tenían una cita en el bosque. Esta vez, al merendar sobre la capa roja, intentarían no hacer migas que luego les estorbasen.

  • Enano / Caperucita

El hombrecillo, en cuanto la vio, supo que ella era su princesa.


  •  Madrastra / Caperucita

¿Es ésta la Blancanieves que busco en el bosque? Me dijeron que vivía con siete enanos, no que ella lo era.

  •  Lobo / Caperucita

El lobo llegó tarde, pero tuvo suerte: la pequeña se le había adelantado y le esperaba en la cama, en picardías.

  • Caperucita / Príncipe

Ella no dejó que él la besase; no era encantador, no estaba dormida y debía tener cuidado con los pederastas.

  • Príncipe / Príncipe

Mirándose en el espejo, volvió a pensar: ¿por qué tenía que ir a buscar una princesa siendo él tan guapo?

  • Enano / Príncipe

Al salir de la atracción de los espejos el enano se sentía como un príncipe, grande, fuerte, impresionante, alto.
  • Madrastra / Príncipe

Había quedado en su habitación con el príncipe encantador, pero antes tenía que librarse del espejo que todo lo largaba.

  •  Lobo / Príncipe

El lobo seguía al príncipe, seguro de que así lograría comer algo; y encontraron una princesa dormida, por desgracia muy vigilada.

  • Caperucita / Enano

La pequeña lo capturó y lo metió en la cesta. En cuanto llegase a la casa de la abuelita, prepararía un caldo de carne.

  • Príncipe / Enano

Al príncipe le gustaba cazar y, si recordaba bien, nunca se había cobrado una pieza tan pesada y charlatana.

  • Enano / Enano

Uno no sonaba bien. Dos y tres, no lo mejoraban en nada. Estaba claro, el título sólo era pegadizo si eran siete, sin rebajas.

  • Madrastra / Enano

La madrastra, cosa rara, no se encaprichó del enano. Tenía un pelota dentro del espejo y le bastaba.

  •  Lobo / Enano

No era gran cosa si se lo comía, pero comérsele y hacer que se callase… eso sí que era interesante.

  • Caperucita / Madrastra

La niña vio en la mujer de la capa aquello en lo que se convertiría, y le entraron los siete males.
  • Príncipe / Madrastra

¿Habré llegado tarde a mi cita con la princesa? ¿Habré llegado tan tarde?

  • Enano / Madrastra

No era una princesa pero tampoco la necesitaba. Lo que él quería era la manzana que, bien administraba, era la comida de semanas.

  • Madrastra / Madrastra

Descubrió demasiado tarde que el espejo nunca le dijo la verdad y que ni siquiera funcionaba.

  • Lobo / Madrastra

Tras comerse el contenido de la cesta, una abuela y una niña, aceptó de buen grado lo que traía aquella mujer mal encarada.

  • Caperucita / Lobo
La pequeña lo sintió por él, daba pena un depredador como aquel, tan travestido y tan loco por una capa que le dejaría el culo al aire.

  • Príncipe / Lobo

El caballero envidiaba al animal, él había repartido besos a diestro y siniestro pero nunca había logrado meterse en la cama de nadie.

  •  Enano / Lobo

Lo contrató como guardaespaldas. Harto de todo y de todos, iba a ganarse el respeto como que se llamaba Enano.

  •  Madrastra / Lobo

No era demasiado apuesto pero, comparándolo con el espejo, era de carne y hueso y tenía tres dimensiones. Ahí es nada.

  • Lobo / Lobo

Se comió a la abuela y se puso su camisón lleno de puntillas y de encajes, justo el disfraz de huevo frito que buscaba.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Visitas del mes pasado a la página

ESCARABAJO

Minificciones sufíes 2

Minificciones sufíes 1

Minificción chilena/Gente de pocas palabras 2

Minificción chilena/Gente de pocas palabras

– Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 2 – 2°. Bloque/Gente de pocas palabras

Basta + de 100 mujeres (Edición Argentina) 1er. Bloque de pocas palabras

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje