4 de junio de 2016

SIBARITA


Google

Llevarlo a la boca no tiene igual. Es como si de pronto todas las sensaciones se juntaran y redujeran a una sola cosa. Toda esa cremosidad, humedad y recubrimiento se acrecientan y se retardan para llenarte la boca. Su textura se convierte en algo rebosante de impulso y de tracción, pero a la vez consistente y delicado en la lengua y el paladar. Podría asfixiarme mientras permanece en la boca tras la ingestión, aun así soy capaz de arrancarle de un mordisco un pedazo mientras predomina la suavidad. 

Cuando decrece y se prolonga, soy yo quien le da vida; mi boca lo mantiene, y se retuerce ante mi lengua inquieta. Me ha gustado lo que ha salido de ti azucarado, lechoso, espesante hasta fundirse y discurrir frío, blanco y viscoso por mi ser, todo asociado a un helado de alta calidad.
©Guillermo Castillo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Programa 120: Aquí como lector e intérprete de un texto del escritor invitado.

Programa 118 Los minis de espejos 2. Aquí debuto como intérprete de un texto. ¡Escúchenlo!

Colegio Académico de Buga

Antología de minicuentos contundentes

ESCARABAJO

Revista Antología de amor y desamor: dos textos míos

Revista Salvo el crepúsculo: microrrelatos de mi autoría.

Secretos del cuentista

¿El último adiós?

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje