23 de enero de 2016

UN RECUERDO


Aquel atardecer caminé por senderos cubiertos de vetustas hojas hasta terminar  sobre el pavimento inerte e indiferente. Luego, recorrí una calle vacía y pisé las huellas de transeúntes inexistentes. Sólo mi andar errático estaba motivado por un recuerdo cuando ese día le alcancé a decir: "Quieta ahí, tus labios o la vida".©GuillermoCastillo.

ESCLAVITUD


Google
Espera encerrado en el silencio de su casa de ventanas polvorientas. Sentado, con los hombros caídos y tensos. Los brazos apenas le sirven de sostén.

«Olvidé que es tener tranquilidad», —pensó, mientras suspiraba— «Todo intento fue inútil» —se reprochó.

Se esfuerza por recuperar la calma. Recuerda que un guía espiritual de televisión, le recomendó escribir las cosas buenas en una hoja de papel escarlata.

La intranquilidad vuelve a apoderarse de él.

Llaman a la puerta.

Mira a través de la cortina.

Su pulso lo precipita a abrir.

Escucha una voz áspera:

—¡Su extracto bancario!©GuillermoCastillo.


Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Programa 120: Aquí como lector e intérprete de un texto del escritor invitado.

Programa 118 Los minis de espejos 2. Aquí debuto como intérprete de un texto. ¡Escúchenlo!

Colegio Académico de Buga

Antología de minicuentos contundentes

ESCARABAJO

Revista Antología de amor y desamor: dos textos míos

Revista Salvo el crepúsculo: microrrelatos de mi autoría.

Secretos del cuentista

¿El último adiós?

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje