14 de enero de 2017

CERCA AL MAR


Google

Mi padrastro me dijo que fuera a la playa a distraerme para que saliera de mi encierro. Así lo hice. Confronté la grandeza de algunos buques mercantes y de turismo que entraban y salían de la bahía ondeando sus vistosas banderas. El aislamiento que acusaba se disipó cuando una voz afectó mi ánimo. Me encontraba solo, sentado en una banca del malecón evitando a un desconocido. Él se acercó a mí. Una mano enardecida hizo lo suyo. Fue una tarde de imborrable réplica.©Guillermo A. Castillo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Nana Rodríguez 2

Juanantonio 1

Cosecha tardía

Beber para contarla

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje