14 de enero de 2017

CERCA AL MAR


Google

Mi padrastro me dijo que fuera a la playa a distraerme para que saliera de mi encierro. Así lo hice. Confronté la grandeza de algunos buques mercantes y de turismo que entraban y salían de la bahía ondeando sus vistosas banderas. El aislamiento que acusaba se disipó cuando una voz afectó mi ánimo. Me encontraba solo, sentado en una banca del malecón evitando a un desconocido. Él se acercó a mí. Una mano enardecida hizo lo suyo. Fue una tarde de imborrable réplica.©Guillermo A. Castillo.

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Programa 120: Aquí como lector e intérprete de un texto del escritor invitado.

Programa 118 Los minis de espejos 2. Aquí debuto como intérprete de un texto. ¡Escúchenlo!

Colegio Académico de Buga

Antología de minicuentos contundentes

ESCARABAJO

Revista Antología de amor y desamor: dos textos míos

Revista Salvo el crepúsculo: microrrelatos de mi autoría.

Secretos del cuentista

¿El último adiós?

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje