8 de febrero de 2014

CLAROSCURO



Tras una serie de prerrogativas reales, firma de tratados, envío de embajadores, el deber tácito de mantener salvo a la reina y una secuencia calculada de movimientos tácticos, el rey y el peón retornaron inexorablemente a la misma caja de madera.©


2 comentarios:

  1. Y en la caja de madera, las figuras, hablando bajito por despertar al rey, se contaban los enroques de las últimas partidas. Las que acabaron en tablas.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Así es, de alguna manera todos conspiramos. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Nana Rodríguez 2

Juanantonio 1

Cosecha tardía

Beber para contarla

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje