5 de octubre de 2013

EL HOMBRE SIN SOMBRA


El hombre no tenía sombra. El día que nació notaron que no tenía sombra, lo cual lo hacía un hombre especial, diferente a los demás hombres. Sucede que quiso tener su propia sombra y salió en busca de ella, pero no cualquier sombra; el hombre sin sombra quería una sombra especial, una que no la tuviera ningún otro hombre. Buscó debajo de la luz y en los grises del día. En las playas atestadas de gentes bajo el sol. Mejor dicho, en toda parte. Buscó y volvió a buscar hasta que por fin la encontró. Sin embargo, una vez se la colocó, se sintió como todos los demás hombres: vacío, sin gracia y sin convicción. Nunca pudo tener su propia luz entre tanta sombra.©

2 comentarios:

  1. Como el Perfume, sin olor o sombra, uno es quien no puede llegar a ser por falta de esencia a realidad.

    Muy bueno. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo cuando somos avasallados por la realidad.
    Gracias por el comentario.
    Saluda va.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Nana Rodríguez 2

Juanantonio 1

Cosecha tardía

Beber para contarla

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje