5 de octubre de 2013

EL HOMBRE SIN SOMBRA


El hombre no tenía sombra. El día que nació notaron que no tenía sombra, lo cual lo hacía un hombre especial, diferente a los demás hombres. Sucede que quiso tener su propia sombra y salió en busca de ella, pero no cualquier sombra; el hombre sin sombra quería una sombra especial, una que no la tuviera ningún otro hombre. Buscó debajo de la luz y en los grises del día. En las playas atestadas de gentes bajo el sol. Mejor dicho, en toda parte. Buscó y volvió a buscar hasta que por fin la encontró. Sin embargo, una vez se la colocó, se sintió como todos los demás hombres: vacío, sin gracia y sin convicción. Nunca pudo tener su propia luz entre tanta sombra.©

2 comentarios:

  1. Como el Perfume, sin olor o sombra, uno es quien no puede llegar a ser por falta de esencia a realidad.

    Muy bueno. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo cuando somos avasallados por la realidad.
    Gracias por el comentario.
    Saluda va.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Programa 120: Aquí como lector e intérprete de un texto del escritor invitado.

Programa 118 Los minis de espejos 2. Aquí debuto como intérprete de un texto. ¡Escúchenlo!

Colegio Académico de Buga

Antología de minicuentos contundentes

ESCARABAJO

Revista Antología de amor y desamor: dos textos míos

Revista Salvo el crepúsculo: microrrelatos de mi autoría.

Secretos del cuentista

¿El último adiós?

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje