28 de abril de 2013

UNA RANCHERA



En medio de la golpiza que le estaban propinando a González, salió a relucir un arma. Los tres hombres, trenzados en el suelo, se quedaron quietos cuando un nítido disparo sonó por encima  de la música que ambientaba la noche. Todo se detuvo, mientras se definía cuál de los cuatro balazos que sonaron atinó a los discos de la vieja rockola.©

4 comentarios:

  1. Es lo malo de verse envuelto en esos fregados con armas que nunca sabes dónde pueden ir a clavarse las balas, menos mal que esta vez hubo suerte, para Gozález, digo.
    Saludos desde Tenerife-Canarias-España, me gustan los relatos cortos pero intensos, sigo leyendo lo que por aquí nos ofreces y te prometo no disparar al escritor.
    Te invito a mi espaci cuando gustes.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Gloria: Tenerla por aquí es un privilegio, y si de paso dejas un comentario de lectura, es muy motivante. desde luego, haré lo propio en el suyo.
    Saludos.

    ¿A qué llamas un gofio?

    ResponderEliminar
  3. Guiller:
    Quedó excelente. Me recordó a esas películas mexicanas o también las de vaqueros.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje