10 de febrero de 2018

REENCUENTRO

Google

Ellas se encontraron después de mucho tiempo de ausencia. Caminaron en silencio, como otra forma de reconocerse hasta que sin poder contenerse entre risas, la una le preguntó a la otra, Te acordás cuando nos pasó tal cosa... Y volvían a estrecharse como solo lo hacen dos almas cómplices. Cambiando de tema, contame qué estás haciendo por aquí. Pues mirá que llevo mucho tiempo intentando abrir esta puerta, que por más vieja y apolillada me es imposible. Sin pensarlo mucho la mujer más joven, se abalanzó contra aquella puerta que una vez estuvo abierta, la mujer de más edad se despidió diciendo, Ahora si puedo continuar mi rumbo hacia el más allá, y desapareció.©Guillermo A. Castillo.

2 comentarios:

  1. Creo haberte leído este o similar cuento. Sin el acento argentino o uruguayo, y comenté que era uan puerta siempre abierta, que la amiga ayuda a empujar.

    Triste pero deja una sonrisa, como la comida agridulce. Un abrazo y feliz carnaval

    ResponderEliminar
  2. Así es , ya lo habías leídos pero con otra presentación. Salud.

    ResponderEliminar

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

***

Especial: La novela en mil textos

Homenaje a Georges Méliés

Colegio Académico de Buga

Antología de minicuentos contundentes

ESCARABAJO

Revista Antología de amor y desamor: dos textos míos

Revista Salvo el crepúsculo: microrrelatos de mi autoría.

Secretos del cuentista

¿El último adiós?

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje